Estas leyendo
Quintana Roo en crisis. Mara a la deriva

Quintana Roo en crisis. Mara a la deriva

José Luis Camacho Acevedo.

La gobernadora de Quintana Roo Mara Lezama tiene el fuego entre las manos, y cada vez más fuera de control.

El más reciente episodio se dio la noche del lunes, cuando los hoteles Mawimvi y Casa Tortugas, dos de los más icónicos de la isla de Holbox, en el municipio de Lázaro Cárdenas, fueron consumidos por las llamas, que afectaron además al restaurante Cariocas.

Y aunque las autoridades han insistido en que fue un accidente, lo cierto es que cada vez cobra más fuerza la versión de un siniestro provocado, derivado del imparable derecho de pido que padecen empresarios de todo Quintana Roo.

Gran cantidad de turistas, sobre todo extranjeros, han declarado que el siniestro fue provocado, y por ello, las llamas se esparcieron rápidamente desde Tortugas, donde inició la conflagración, hasta Mawimvi, que fueron los que acabaron consumidos por las llamas.

Por ello de inmediato la Secretaría de Relaciones Exteriores asumió la coordinación de la mesa que apoyará a los viajeros a recuperar sus documentos de viaje ante los consulados de Estados Unidos, Francia, Bélgica, Alemania, Noruega y Reino Unido.

Esto desató la ira de los isleños, quienes reclamaron que a pesar de la gran cantidad de turistas y de ser el sostén económico del municipio, no tengan siquiera una estación de bomberos, por lo que tuvieron que apagar el siniestro con cubetas y agua del mar.

Lo curioso es que el incendio se dio justo un día antes de que la Fiscalía de Quintana Roo presentara la captura de una célula de la Unión Tepito que se informó, envía sicarios y opera el derecho de piso en Cancún y la Riviera Maya, y cuyos tentáculos se han extendido a Holbox, zona donde por cierto, recién recibieron un predio los suegros José Ramón López Beltrán, el hijo de AMLO que vive en Houston, donde se prevé desarrollen un complejo hotelero de alto nivel, como los que se están edificando en la isla.

Y mientras esto ocurre, Mara Lezama ya no sabe cómo aplacar la delincuencia, y aunque mucho esperarían que el Niño Verde Jorge Emilio González le apoyara en su gobierno, lo que ha pasado es que el PVEM está muy ocupado operando las principales carteras del gobierno de Lezama.

Basta recordar que en manos de los verdes están carteras como Desarrollo Social, Educación, el Consejo de Seguridad Pública y hasta la alcaldía de Cancún, que encabeza Ana Paty Peralta.

Por cierto que Ana Paty acaba de abrir fuego contra los hoteleros de Cancún, al aprobar un incremento del 70% al llamado Derecho de Saneamiento Ambiental, lo cual fue rechazado por los hoteleros, lo que desató la ira de la alcaldesa verde, quien públicamente les echó en cara su rechazo a aumentar el impuesto a los turistas.

Así las cosas, Quintana Roo camina entre la incapacidad de la gobernadora cuyo Nuevo Acuerdo por el Bienestar y Desarrollo no ha dado resultados hasta el momento, más que una intensa campaña de difusión y algunas alianzas con empresarios y sectores del estado, pero sin logros tangibles hasta el momento.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados