Estas leyendo
SEGURIDAD INTEGRAL/ Variantes del fraude nigeriano

SEGURIDAD INTEGRAL/ Variantes del fraude nigeriano

Por Arturo Ortiz, CEO de CIPI Proteccion, firma líder de capacitación en seguridad
La codicia es un imán peligroso. Por variaciones del fraude nigeriano, una historia para obtener dinero fácil, aumentan en México las víctimas que pierden dinero, tiempo y documentos personales. Sin saberlo, alimentan cada vez más cadenas de información fraudulenta.
A lo largo de la historia, los delincuentes idean una serie de estafas y fraudes para victimizar a personas de manera presencial o incluso virtual. Tal es el caso del “fraude nigeriano” que comenzó en la era del fax y se extendió mundialmente con la aparición de internet.
Un correo electrónico enviado por parte de una persona que está en Nigeria o en algún país muy lejano, te informa que una familia muy rica murió en un trágico accidente y, si no aparecen herederos, el gobierno incautará todo su dinero.
En algunas variables del fraude, te indican que se trata de un funcionario o un hijo de ex dictador de gobierno que requiere sacar dinero del país. El emisor propone otorgarte hasta un 50% del dinero si le ayudas.
México, en los últimos meses, pasó a ser el país con mayor cantidad de este tipo de ataques cibernéticos, dando surgimiento a actividades phishing que intentan pasar como una dependencia gubernamental, un banco o, más recientemente, una persona o empresa que envía un CFDI por alguna operación comercial realizada.
Al responder a alguno de estos comunicados, los defraudadores envían una serie de documentos falsos tales como copias de testamentos, bonos de tesoro, certificados de depósito, entre otros. Así como detalle de la operación que “por seguridad”, no debe revelarse a nadie.
Conforme avanza el proceso, solicitan cantidades pequeñas para algún trámite de documentos, certificaciones y dádivas para agilizar expedientes.
Pueden llegar a solicitar que se abran cuentas mancomunadas en otros países e, incluso, que se trasladen a ellos para cerrar la operación final.
En realidad, nada es verdad, todo es un vil fraude.
Cualquier ofrecimiento de dinero fácil muy probablemente se trata de una estafa más. No se debe contestar a ninguno de estos correos electrónicos, pues además de la estafa, se corre el riesgo de que la cuenta sea utilizada de alguna mala manera por ellos mismos.
Es muy importante mencionar que nadie da nada sin algún tipo de retribución. Este es el primer foco rojo. El siguiente parece cuando solicitan documentos o dinero, aunque sea en cantidades nimias.
Ahora, existen variantes de este fraude que pueden solicitar incluso, reunirse con algún desconocido, lo que puede dar pie a secuestros y otro tipo de crímenes.
Dada la gran variedad de artimañas y juegos cruzados de crímenes, jamás se debe contestar a comunicaciones “extrañas”. Los enamoramientos a través de las redes es otra tipología que se populariza en los últimos tiempos y las cifras de bienes y dinero obtenido de las víctimas son muy cuantiosas, pero también existen daños emocionales a través de toda una reingeniería social empleada por los defraudadores.

View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados